11 de febrero de 2009

Mirando el horizonte...

Desde la cima de la montaña. Se agita con la altura... se hiela cuando amancece. Tiene que quitarse la escarcha para poder ver al otro lado... La recompensa: un amanecer rosa, una luz cálida. Un nuevo aire que lo llena, a pesar de la soledad.

1 comentario:

El Españoleto dijo...

"Horizonte claro con cielo nublado, buen tiempo declarado"