14 de diciembre de 2008

Fue en el mes de octubre...

Ya no recuerdo cuándo fue la última vez... Yo sí... Pero aunque no sepás la fecha, estoy segura de que la sensación de sobresalto que aparece, cada vez que un sonidito te avisa que hay una frase esperando a que le des "abrir", es la misma en tu corazón. El tiempo se va volando... y tuvieron que pasar dos otoños para que recordaras lo bonito que se siente...

1 comentario:

El Españoleto dijo...

"El tiempo quiebra sin canto ni piedra"